malta-turismo.jpg

El turismo en Malta enfrenta los vaivenes propios de esta particular actividad. Por esto mismo, las autoridades turísticas de la isla luchan contra los crónicos problemas que afectan a esa industria en la isla y que pueden desembocar en un decrecimiento del número de turistas que la visitan. La falta de estacionamiento adecuado, la mala señalización y la suciedad en las calles son algunas de las falencias que las autoridades deben enfrentar.

Sabido es que el éxito turístico no se mide solamente por el número de visitantes. También debe tenerse en cuenta el poder adquisitivo de los turistas y su nivel de gastos y de consumo. Así lo entiende el Ministro de Turismo de Malta, Karmenu Vella, quien sabe que vale más la calidad que el precio y prefiere ver menos turistas, pero que gasten más. En realidad, en Malta se está dando el fenómeno de una mayor cantidad de turistas junto con un creciente nivel de gastos.

El Ministro lanzó un informe sobre la realidad turística de Malta con varias recomendaciones que intentan mejorar esa oferta, con la intención de que ese informe se transforme en un verdadero Plan de Acción en ese rubro. El informe advierte también que Malta es un destino de todo el año y que hay que ofrecer cada vez más actividades para el turista. Alguna de las más recientes son el turismo religioso y los cursos de inglés para viajeros.

Finalmente, otro punto que debe mejorarse es la hospitalidad de los malteses en general. En muchos casos una atención descuidada provoca que el turista no vuelva y desaliente a otros a que lo hagan por primera vez.

Vía: Times of Malta
Imagen: Universia