2-640×480.jpg
El bragioli es uno de sus sabores que no pueden faltar en tu mesa. Pues cuando tengas invitados especiales y quieras deleitarlos con un sabor diferente, podrás elaborar esta sencilla receta típica de la gastronomía maltesa para de esta forma hacer viajar a tus comensales a un destino único a través del sentido del gusto.

En este sentido, para comenzar con la preparación del bragioli, deberás contar con los siguientes ingredientes: cuatro rebanadas delgadas de carne de vacuno -aproximadamente medio kilo-, 200 gramos de carne de cerdo picada, dos cebollas picadas, una zanahoria cortada en cubitos, migas de pan blanco duro, dos huevos duros, seis lonchas de tocino, perejil picado, dos dientes de ajo, dos hojas de laurel, sal y pimienta y medio vaso de vino tinto.

Con estos ingredientes a tu disposición, podrás dar inicio a la preparación del bragioli. En primer lugar pique el tocino junto con el ajo y el perejil y en un recipiente mézclelo con el pan rallado y condimente al gusto.

Sobre cada rodaja de carne de res ponga una o dos cucharadas colmadas de este relleno y en la parte superior agregue una rodaja de huevo duro. Enrolle la porción de carne sobre el relleno y fije con ayuda de palillos de madera.

Mientras tanto, ponga en una sartén grande un poco de aceite para dorar allí unas aceitunas junto con las hojas de laurel. Luego, coloque en una cazuela aparte los rollos de carne con las hojas de laurel y las aceitunas y cocine a fuego lento.

En la sartén usada anteriormente, fría las cebollas y la zanahoria y vierta el vino sobre estas verduras. Cuando se haya formado una salsa burbujeante vierta esta preparación sobre la cazuela de la carne dejando cocinar durante una hora y media aproximadamente. Posiblemente deberá añadir un poco más de vino.

Vía: Cook Uk
Imagen: Soda Head